ANONA

DESCRIPCIÓN

El género Annona, también llamada chirimolla agrupa varias especies entre las más conocidas es la anona diversifolia. Ésta se caracteriza por ser un árbol pequeño que posee frutos con pulpa de color rosada y blanca. Es la especie que produce el fruto más fino y exquisito por su sabor, se encuentra ampliamente difundida en el país por tener mayor valor comercial y aceptabilidad por el consumidor. Su peso promedio es de 739 gramos, tiene forma ovoide a elipsoidal, con carpelos prominentes.

CLIMA

El cultivo de la Anona (rosada o blanca) es considerado rústico. Soporta condiciones adversas, propias de suelos arcillosos y pedregosos. La planta requiere de un clima cálido, con temperaturas entre los 24 a 37ºC y con una estación seca y húmeda. Se adapta bien desde los 100 a 800 msnm, en suelos francos, arenosos y arcillosos, los cuales permiten un buen desarrollo vegetativo y productivo del cultivo.

SIEMBRA

Hay dos formas de propagar la anona: por semilla (sexual) y vegetativa (asexual). Por semilla ha sido el método tradicional de propagación. Este método presenta las desventajas de inicio de cosecha tardía, variabilidad genética en la producción y calidad de fruta. La propagación vegetativa o asexual se realiza a través del injerto de enchapado lateral. Es el método más recomendable, porque se garantizan plantas con la misma identidad genética, con una mejor producción y calidad de los frutos. El sistema de siembra puede ser en cuadro o al tres bolillo y el distanciamiento de las plantas de 4 x 4 m ó 5 x 5 m, para plantas injertadas. El ahoyado depende de la clase de suelo y puede ser de 0.30 x 0.30 x 0.30 m.

COSECHA

La recolección de los frutos debe hacerse en forma manual, utilizando un cosechador para no dañarlos. El índice de cosecha de la Anona es cuando el fruto empieza a abrirse; de lo contrario, el fruto no tiene su madurez fisiológica ni la maduración adecuada. Los frutos ya cosechados deben manejarse con cuidado y utilizar canastos para evitar daños durante el transporte.

USOS

Consumo humano en fresco por su sabor, aroma y posibilidad de industrialización se considera con potencial para un desarrollo futuro, su valor alimenticio con abundancia de carbohidratos, proteínas, calcio, fósforo, hierro, tiamina, riboflavina, magnesio, ácido ascórbico y carotenos, así como un bajo porcentaje de proteínas y lípidos. En diferentes industrias alimenticias elaboran néctares enlatados, jugos y helados, con una amplia aceptación entre los consumidores.

NOMBRE CIENTÍFICO

Anona squamosa