PALMA AFRICANA

DESCRIPCIÓN

La Palma Africana es originaria de Guinea Occidental y pertenece a la familia palmaceae. Es una planta monoica que consiste en tener flores femeninas y masculinas, se trata generalmente de un tallo único y esbelto, rara vez ramificado, liso o áspero, cubierto de fibras, espinas, etc. Las palmeras jóvenes van desarrollando durante sus primeros años su yema apical o palmito y su sistema radicular, lanzando hojas más grandes, y solo cuando han adquirido su grosor definitivo empiezan a crecer en altura, manteniendo siempre un diámetro constante a lo largo de todo el tallo.

CLIMA

Temperaturas mensuales de 25 a 28 0C en promedio son favorables, menores a 15 0C detienen el crecimiento de las plántulas de vivero y disminuyen el rendimiento de las palmas adultas. La evapotranspiración o pérdida de agua del suelo por evaporación directa y por la transpiración a través de las hojas, afecta el desarrollo de la Palma Africana. La humedad relativa está influida por la insolación, la presión del vapor de la atmósfera, la temperatura, el viento y la reserva de humedad del suelo.

SIEMBRA

La separación de los hijuelos de la planta madre se debe realizar con sumo cuidado. El suelo que se encuentra alrededor de la palmera se debe regar bien varios días antes de la separación para asegurarse que buena parte de la tierra que rodea a las raíces queda adherida a ellas. Si los hijuelos no se necesitan como material de propagación deben de eliminarse.

COSECHA

El fruto está maduro cuando toma un color pardo-rojizo en la punta y rojo-anaranjado en la base. Se considera maduro el racimo cuando se separan con facilidad por lo menos 20 frutos o cuando han caído unos seis frutos.

USOS

El uso principal es la producción de aceite para fines industriales.

SINÓNIMOS

Palma Aceitera

NOMBRE CIENTÍFICO

Elaeisguineensis