DURAZNO

DESCRIPCIÓN

Fruto globoso, de 5 a 7.5 cm de diámetro, amarillento con tonalidades rojizas en la parte expuesta al sol y un surco longitudinal más o menos marcado. Hueso ahoyado, muy duro y con surcos sinuosos. El árbol es de altura moderada, su porte se extiende más o menos según la variedad, y forma raíces profundas, hay variedades que producen frutos de hueso fácil de separar y pegado a la pulpa. Las casi 300 variedades se han agrupado en cinco razas, cada una de ellas con características, estación de maduración y aplicaciones propias.

CLIMA

Frutal de zona templada no muy resistente al frío. Sufre a temperaturas por debajo de los –15 ºC. En floración a –3ºC sufre daños graves. Requiere de 400 a 800 horas frío y los nuevos cultivos requieren incluso menos. La falta de frío puede ser un problema si la elección de la variedad es errónea. Las heladas tardías pueden afectarle. Es una especie ávida de luz y la requiere para conferirle calidad al fruto. Sin embargo el tronco sufre con excesiva insolación, por lo que habrá que encalar o realizar una poda adecuada. Los diferentes patrones le permiten cualquier tipo de suelo, aunque prefiere suelos frescos, profundos, de PH moderado, nunca muy calizo y arenosos o al menos con buen drenaje. Necesita riegos continuos para obtener los calibres adecuados, vegeta mejor en suelos francos, sueltos, con materia orgánica, permeables, neutros. Especie exigente en agua en los períodos calurosos. Le perjudican las heladas primaverales, pues suelen coincidir con la floración.

SIEMBRA

Se propaga principalmente por injerto.

COSECHA

En la mayor parte de los duraznos, la fecha de recolección se determina por cambios en el color de fondo de la piel, de verde a amarillo. Se utiliza una guía de colores para determinar la madurez de cada cultivo. La madurez máxima corresponde a una firmeza de pulpa en la que la fruta se puede manejar sin daños por magullamiento, se mide con un penetrómetro que tenga una punta de 8 mm de diámetro. La susceptibilidad al magullamiento varía entre cultivos. La recolección suele ser manual; en las partes altas de los árboles puede realizarse mediante escaleras o plataformas móviles.

USOS

Consumo humano, principalmente al natural como fruta de temporada y en almíbar o mermelada, también se incluye en la elaboración de ensaladas, gelatinas, tartas y pasteles.

NOMBRE CIENTÍFICO

Prunus persica